Quiropráctica y Salud Salud en la Mujer

Salud de la mujer y la quiropráctica

ROSERDETIENDA-La-salud-de-la-mujer-y-la-quiropráctica-emoalimentación

 

¿Qué beneficios tiene la quiropráctica? ¿Y en la salud de la mujer?

El trabajo de un quiropráctico consiste en localizar y corregir las subluxaciones vertebrales de manera específica e indolora, con el objetivo de optimizar la función del sistema nervioso.

La especificidad exclusiva de la quiropráctica consiste en ajustar con precisión los segmentos afectados por el complejo de subluxación vertebral para devolver a la columna vertebral un estado de normalidad funcional y eliminar las interferencias. El sistema nervioso se libra así de interferencias y se enfatiza a través del sistema nervioso esa inteligencia innata del organismo, su vitalidad y capacidad de recuperación.

La quiropráctica es para todos, desde bebés hasta personas de la cuarta edad. Pero para las mujeres es especialmente indicado, puesto que, a lo largo de la vida, sus cuerpos sufren cambios debidos a los embarazos, los partos, las subidas y bajadas hormonales, la menopausia, así como tener que lidiar con el estrés de las dobles o triples jornadas a las que debemos hacer frente diariamente. El cuidado quiropráctico consigue hacer funcionar su organismo a su máximo potencial, haciendo que mente y cuerpo se conecten. Eso aporta estabilidad, mayor capacidad de adaptación al estrés y vitalidad. 

Sé que por tu consulta pasan cientos de mujeres, pero me encantaría nos explicaras un caso real donde la quiropráctica haya ayudado de forma sorprendente a una de ellas.

La mayoría de ellas vienen porque tienen algún síntoma físico que las incapacita. Pero la quiropráctica es mucho más, porque al restaurar el buen funcionamiento del sistema nervioso el cuerpo se pone en marcha y todo lo que no funcionaba correctamente se pone a funcionar como debe. Recuerdo con especial cariño una mujer que vino con unas migrañas muy incapacitantes. En su historial tenía referenciados varios abortos en el tercer mes. Se había sometido a todas las revisiones y tratamientos posibles, pero nunca consiguió llevar a buen término ninguno de ellos. En la exploración quiropráctica me di cuenta de que tenía subluxaciones vertebrales justo a la altura donde los nervios estimulan la zona reproductora. Empecé a ajustarla, las migrañas desaparecieron y al poco tiempo un nuevo embarazo prosperó y en la actualidad es una mamá feliz.

(Puedes leer el artículo entero pinchando AQUÍ).

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply