Promover la figura del Padre

miniatura-roserdetienda-blog_quiropractica_lolivera_barcelona_lescorts-dia-padre-paternidad-marzo

Y en cuanto te descuidas, zas, es el día del padre. Pero entendámoslo bien, esto de celebrar al padre. Sobre todo aquellos que han tenido unos padres medio regulares, por no decir otra cosa. Lo mismo sería para el día de la madre, que no pensemos que todas hayan sido estupendas. La cuestión, quizás, pasa por entender porqué dedicamos un día festivo a cada cosa, y si nos resuena, celebrarlo.

El Día del Padre es un día que honra a los padres, hermanos, tíos, etc. O cualquier otra figura masculina importante en tu vida. A menudo olvidamos los sacrificios y contribuciones que nuestros padres y figuras masculinas han hecho en nuestras vidas. El Día del Padre nos da la oportunidad de mostrar y expresar nuestro amor, cariño y gratitud a estas personas especiales. Es decir, los hombres de tu vida.

El Día del Padre es un tiempo para que los hijos y los cónyuges celebren a los hombres en su vida. Para los niños, es un día para que sus padres sepan cuánto los aprecian. Para las esposas, es un día para que sus maridos sepan cuánto lo aman y aprecian su duro trabajo como padre y esposo. Aunque muchos de nosotros celebramos el Día del Padre, puede que no sepamos la historia detrás de esta tradición. Esta tradición no fue aceptada completamente al principio. Pero con el tiempo, aprendimos la influencia que los padres tenían en sus familias, especialmente en la vida de sus hijos.

¿Por qué celebramos el Día del Padre?

Según el sitio web del canal Historia, Sonora Smart Dodd, una mujer de Spokane, Washington, fue la fundadora del Día del Padre. Ella era uno de los seis hijos criados por su padre viudo. Su madre había muerto durante el parto de su sexto hijo.

Desde que se estableció el Día de la Madre en 1908, Sonora Smart Dodd quería tener un día festivo equivalente para los padres. Para promover su idea de celebrar a los padres por un día, Sonora visitó iglesias locales y la YMCA y se reunió con comerciantes y funcionarios del gobierno para obtener apoyo para esta nueva tradición. Debido a su arduo trabajo, Sonora tuvo éxito cuando el Estado de Washington celebró el primer Día del Padre el 19 de junio de 1910.

A pesar de que el Día de la Madre cobró impulso de inmediato, el Día del Padre tardaría años en ser reconocido nacionalmente como un día festivo. En 1916 y 1924, los presidentes Wilson y Calvin Coolidge mostraron su apoyo al Día del Padre. El presidente Coolidge incluso instó a los gobiernos estatales a celebrar este día festivo.

Pero no fue hasta décadas después que el Día del Padre fue reconocido como un día festivo nacional. En 1966, el presidente americano Lyndon B. Johnson firmó una proclamación presidencial que designaba el tercer domingo de junio como Día del Padre. En 1972, el Presidente Nixon finalmente estableció una observancia nacional permanente del Día del Padre. En España se celebra el 19 de Marzo.

Por qué el Día del Padre apareció después que el Día de la Madre:

Una de las razones por las que se tardó tanto tiempo en que el Día del Padre se convirtiera en un día festivo nacional porque había una falta de apoyo entre los hombres. Muchos hombres sintieron que la fiesta no celebraba su hombría con regalos y flores. También sintieron que era otra manera de que las tiendas comercializaran otro día festivo y de presionar a las familias para que gastaran más dinero comprando regalos innecesarios.

En las décadas de 1920 y 1930, hubo un movimiento que intentó erradicar el Día de la Madre y el Día del Padre. Los partidarios del movimiento hicieron un llamado para el Día de los Padres, donde se celebra a ambos padres. A pesar de los esfuerzos del movimiento, el Día de la Madre se mantuvo en el calendario. Y el Día del Padre eventualmente se agregaría al calendario nacional.

Promover la figura del Padre

A pesar de la controversia original en torno al Día del Padre, es un día que muchas familias celebran hoy juntas. No sólo muchas familias reservan este día para pasar juntos, sino que hay una buena razón para mostrar amor y aprecio por nuestros padres.

A principios del siglo XX, la sociedad no daba mucho crédito a los padres por la influencia que tenían en sus hijos. De hecho, la mayoría de los estudios psicológicos completados sobre la crianza de los hijos se centraron en las madres. Sin embargo, en la década de 1970, los psicólogos comenzaron a reconocer la importancia de los padres.

En estudios recientes, Psychology Today ha encontrado que:

“Los niños que tienen un padre involucrado tienen más probabilidades de estar emocionalmente seguros. De tener confianza para explorar su entorno y, a medida que crecen, de tener mejores conexiones sociales… Numerosos estudios encuentran que un estilo de paternidad activo y nutriente está asociado con mejores habilidades verbales, funcionamiento intelectual y logros académicos entre los adolescentes”.

Básicamente, los niños que tienen padres involucrados tienen más probabilidades de estar sanos emocional, social e intelectualmente. Incluso cuando los niños enfrentan crisis, tener un padre involucrado ayuda a los niños a regular su comportamiento y sentimientos mejor que los niños cuyos padres están ausentes. Además, los niños que tienen padres ausentes son más propensos a tener comportamientos de riesgo. Esta es la razón por la que ha habido un empuje para los mentores masculinos en las escuelas primarias.

Si bien se ha reconocido que las madres son las principales encargadas del cuidado de los niños, definitivamente los tiempos están cambiando. A medida que se ofrecen más oportunidades a las mujeres en el lugar de trabajo. Y los padres se están involucrando más en la crianza de los hijos en lugar de centrarse principalmente en el sustento de la familia.

La influencia positiva de un padre es la razón por la que debemos celebrar el Día del Padre. Los padres trabajan arduamente para cuidar de sus familias satisfaciendo sus necesidades. Haciendo las tareas domésticas y pasando tiempo con sus hijos.

La importancia de la figura masculina

Pero a veces, nuestros padres no están aquí para celebrar. Si tu padre ha fallecido y no tienes marido e hijos, busca un amigo o un vecino que sea padre para desearles un feliz Día del Padre. Celebre a un abuelo o a un mentor masculino. Si tu padre está vivo pero ausente, piensa en un varón que influyó positivamente en tu vida. Como un maestro, entrenador o pastor, a quien podrías extender un feliz Día del Padre.

En una época como esta, en la que asistimos a las reivindicaciones masculinas para tener más permisos de paternidad, o más tiempo para conciliar, tenemos que apoyar a los hombres que desean estar y compartir las responsabilidades y las alegrías de ser una familia.

¿Cómo podemos celebrar el Día del Padre?

Hay una variedad de maneras en que podemos celebrar a nuestros padres. Podemos comprarles regalos especiales o llevarlos a ver a su equipo de fútbol favorito. Darles un día para que lo pasen en el campo de golf. O simplemente comprarles una tarjeta que les diga lo increíbles que son.

Otra manera de celebrar el Día del Padre es organizar una comida al aire libre para todos los padres de la familia (por ejemplo, hermanos, tíos y abuelos). Si tú no vives cerca de tu familia, también puedes organizar una fiesta para celebrar a los padres en el vecindario. O reunirte con algunos amigos cercanos que son padres.

A menudo, pensamos en las madres como sentimentales. Pero a los padres les gusta oír cuánto las quieren sus hijos. Y por qué piensan que sus padres son geniales. Les gusta ser los superhéroes de la historia. Los que salvan el día y mejoran las vidas de sus hijos y cónyuges.

En la consulta tenemos muchas familias y hablamos de la integración de todas las figuras familiares.
A veces nos cuesta hacer un cambio de cara a los peques, no dudes en escribirme o en venir a vernos.

¡Ojalá cada día podamos decir Feliz Día del Padre a todos los padres que se lo merecen!

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply